DETRÁS DE LA NOTICIA

Recontratará INSABI-IMSS a los médicos despedidos

Por: Alfredo MARTÏNEZ DE AGUILAR/ Revista Mujeres

* Al ser enterado el presidente Andrés Manuel López Obrador que en el estado 1600 trabajadores de salud fueron despedidos injustamente, el Primer Mandatario pidió a estos que no se preocuparan, que serán recontratados por el Instituto de Salud para el Bienestar e IMSS-Bienestar.
* Reviste singular importancia, sobre todo, meter a la cárcel a los grandes saqueadores y que el largo brazo de la ley alcance a la mafia del ex gobernador Gabino Cué, encabezada por Jorge Castillo Díaz, Alberto Vargas Varela, Juan José Álvarez Candiani y Salvador Rodríguez Monroy.

En un acto de estricta justicia social, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció en el Istmo de Tehuantepec a médicos generales y especialistas, enfermeras y demás personal de salud, que serán recontratados y basificados.

Al ser enterado que en el estado 1600 trabajadores de salud fueron despedidos injustamente, el Primer Mandatario pidió a estos que no se preocuparan que serán recontratados por el Instituto de Salud para el Bienestar e IMSS-Bienestar.

Informó al personal de salud que le abordaron a lo largo de su recorrido, de Huatulco a Salina Cruz, que hablará con Juan Antonio Ferrer Aguilar, director general del INSABI y con Zoe Robledo Aburto del IMSS, respectivamente.

La respuesta del presidente López Obrador seguramente será ratificada hoy oficialmente ante el gobernador Alejandro Murat, durante la reunión que sostendrán con los trabajadores de salud despedidos.

Es de destacar que todo parece indicar que influyó poderosamente en el ánimo del presidente la actitud pacífica y respetuosa de los médicos, enfermeras y demás personal de salud que reiteradamente solicitaron su apoyo.

Esta actitud responsable, madura y civilizada, con la que se condujeron los trabajadores de salud despedidos representa un positivo parteaguas frente a la conducta virulenta de otros grupos de presión y chantaje oaxaqueños.

Al mismo tiempo, es sumamente trascendente que los trabajadores eventuales de salud despedidos pintaron su raya del corrupto dirigente de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud, Mario Félix Pacheco.

Abandonados a su suerte para que se rascaran con sus propias uñas, los trabajadores de salud despedidos conformaron cuatro comités que coordina el médico infectólogo del Hospital de la Niñez Oaxaqueña, Luis Vásquez Santiago.

La altamente positiva respuesta del presidente López Obrador de apoyar la recontratación de los trabajadores de salud oaxaqueños despedidos, sin embargo, quedará coja, si no apoya a las madres y padres de niños con cáncer.

Hacerlo, será indiscutiblemente un estricto acto más de justicia del Primer Mandatario que transformará para bien la difícil y complicada situación que enfrentan, viven y sufren, cientos de niños que padecen diversos tipos de cáncer.

Al igual que las madres y padres de estos niños, López Obrador es padre de tres hijos y abuelo de un niño, por lo que seguramente entiende el dolor de estos y estará dispuesto a dar la vida por la salud de ellos, si enfermaran de cáncer.

Asimismo, es indispensable que el Primer Mandatario apoye abierta y decididamente al gobernador Alejandro Murat a combatir la escandalosa corrupción de 10 mil millones de pesos en los Servicios de Salud de Oaxaca, en caso contrario, no será posible sanearlos financieramente.

Es imperativo, no sólo dar de baja a cientos de novias, novios, familiares, amigos, compadres, socios y cómplices de ex gobernadores, funcionarios, políticos de todos los partidos y, por supuesto, de los dirigentes sindicales de ayer y de hoy.

Siendo usted, presidente Andrés Manuel López Obrador el político mexicano más y mejor informado seguramente no ignora que en la nómina de los Servicios de Salud de Oaxaca cobran como trabajadores administrativos “porros” de la UABJO.

Reviste singular importancia meter a la cárcel a los grandes saqueadores y que el largo brazo de la ley alcance a la mafia del ex gobernador Gabino Cué, encabezada por Jorge Castillo Díaz, Alberto Vargas Varela, Juan José Álvarez Candiani y Salvador Rodríguez Monroy.

La escandalosa corrupción provocada desde el desaparecido Seguro Popular, a través de la monopolización de la compra de medicamentos genéricos vendidos como de patente, obligó a ejecutar a Rafael Pérez Gavilán, ex director de Administración y Finanzas, para callarle.

Por cierto, de manera más que extrañamente coincidente otro ex director de Administración y Fianzas de los Servicios de Salud, David Concha Suárez, fue reportado como desaparecido el pasado 8 de mayo sin que hasta el momento haya aparecido. ¿También le callarían?

Los esfuerzos de usted presidente y del gobernador por sanear financieramente los Servicios de Salud de Oaxaca, después de la irresponsable contratación de trabajadores eventuales por Ulises Ruiz y Gabino Cué quedará trunca, si no se sanea administrativamente.

Es, pues, imperiosamente urgente dar de baja a cientos de novias, novios, familiares, amigos, compadres, socios y cómplices de ex gobernadores, funcionarios, políticos de todos los partidos y, por supuesto, de los dirigentes sindicales, que han conformado mafias en el sector salud.

Los miles de médicos, enfermeras y demás personal del sistema nacional y estatal de salud, despedidos injustamente, a diferencia de novias y novios de dirigentes sindicales, políticos y funcionarios, tienen la gran oportunidad de pasar a la historia.

Están obligados a cobrar conciencia que, nunca como ahora, tienen la posibilidad de estallar la “revolución blanca” de manera pacífica y legal en demanda de la defensa de sus derechos laborales y para seguir apoyando al pueblo de Oaxaca y México.

alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila

Entradas relacionadas