ARENA POLITICA

OGJ, PRESENTA PRESUPUESTO DESCUADRADO

Mario CASTELLANOS ALCAZAR


Otra vez, el presidente de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín (MORENA) entra en polémica estéril con su cabildo por la absurda discusión y
aprobación del presupuesto de ingresos y egresos del año 2021, que de entrada es rechazado porque afecta a los contribuyentes con la presunta alza
de impuestos aun no especificados y la instalación de parquímetros.

En el manejo de los recursos del presupuesto municipal, no le cuadran los números al munícipe, además, que no hay transparencia de lo destinado por de la federación, ante presuntos actos de corrupción, ya que, el munícipe le juega la contra al Gobierno Federal, al no aplicar el principio de la austeridad republicana puesta en marcha por la Cuarta Transformación de México.

Esto es suficiente para que los mismos regidores de MORENA, que, por supuesto debieran estar de acuerdo y apoyar las iniciativas del presidente municipal, están totalmente en contra de su política económica, lo que se está reflejando en el rechazo del presupuesto de ingresos del año 2021, que tendría de ser aprobado por el cabildo para luego enviarlo a la LXIV Legislatura del Estado, pero de esto dista mucho, pues todo es un embrollo que no tiene ni pies ni cabeza.

A esto, los regidores de MORENA: Tania Caballero Navarro, Pavel Renato López, Fernanda Mau Gómez y Luis Arturo Avalo Díaz, y otros, manifestaron que dicho presupuesto presume un aumento de los impuestos, pero más que todo incluye el funcionamiento de los parquímetros en el centro de la capital oaxaqueña y la Colonia Reforma, cuyo proyecto ha sido rechazado por la sociedad oaxaqueña porque afecta la economía de la clase media y muy baja.

Por lo visto, que la lucha interna es entre los morenistas, lo que sí, demuestra, que el munícipe ha perdido el principio de autoridad, pero lo más
grave es que estos arrebatos tendrán serias repercusiones en lo político electoral, sí recordamos que en el año 2021 serán las elecciones para presidentes municipales, diputados federales y locales.

Tal parece que el presidente, García Jarquín, no entiende a razones, y siempre aturdido, ha demostrado su falta de habilidad política por el hecho de estar en contra de la austeridad del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien le dio el respaldo para llegar a la presidencia municipal de Oaxaca de Juárez.

Por tanto, tal parece, que el munícipe, está fuera de sí, siempre pensando contra corriente y en sus negocios turbios, como lo es, con la instalación de los parquímetros, que estarán en manos de una empresa privada y bajo los sucios manejos de ex funcionarios del ex gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, entre estos: Jorge Castillo Díaz, “El Coco”, Alberto Benítez Tiburcio y Abraham Paz.

Con dicho proyecto de los parquímetros se tiene el sueño guajiro de recaudar 42 millones de pesos, que por supuesto, no se han especificado como se van a invertir o como se van a justificar, algo parecido al intento de la venta de los terrenos del Cerro del Crestón, área de reserva ecológica, propiedad del municipio de Oaxaca de Juárez- 3 mil hectáreas por 3.9 millones de pesos, propuesta del presidente municipal, García Jarquín, que también le fue rechazada por los mismos integrantes morenistas del cabildo, al no tener justificación específica, según, para la compra de gasolina y aditivos del parque vehicular, algo ocurrente y caprichoso.

Ya veremos cómo se justifica el presupuesto de ingresos y egresos, sin forma ni fondo, que de entrada es rechazado por el cabildo morenista. No tiene un sustento de benéfico a los contribuyentes, a los que se les pretende incrementar algunos impuestos aun no descifrados, como es la costumbre del presidente municipal; todo lo hace bolas y al final le es rechazado por la LXIV Legislatura del Estado, por los mismos diputados de MORENA, su partido, como sucedió el año pasado con el presupuesto 2020.

carloscastellanos52@hotmail.com

Entradas relacionadas