DETRÁS DE LA NOTICIA

Incendia Flavio gobierno de  Murat y Jara; pasa facturas

Por: Alfredo Martínez de Aguilar/Revista MUJERES

* Preocupante que, por consigna, después de la ejecución del ex dirigente estatal de CANACINTRA, Adalberto Castillo, Flavio y Horacio Sosa invadan GUGAR, propiedad del actual líder de esa cámara empresarial.

*Es público que el Director General de GUGAR, Carlos Guzmán, no fue el único empresario que se reunió y apoyó a Salomón Jara. También lo hicieron Raúl Ruiz, Pepe Escobar, Ray Chagoya, Chava Flores y Titi.

Mercenarios que pegan con la izquierda y cobran con la derecha, ahora nuevos ricos en Morena, tras pasar por el PRD y el PAN, los pirómanos Flavio y Horacio Sosa reincendian Oaxaca.

Nada nuevo ni extraño en los dirigentes de Comuna y de la Sosa Nostra. Así lo hicieron al prefabricar, por consigna, el conflicto político de 2006 contra el gobernador Ulises Ruiz Ortiz.

Hoy, a 16 años de la venganza política contra Ruiz Ortiz, Flavio y Horacio reincendian Oaxaca para pasar el cobro de facturas al gobierno saliente de Alejandro Murat y entrante de Salomón Jara.

Preocupante que, por consigna, después de la ejecución del ex dirigente estatal de CANACINTRA, Adalberto Castillo, invadan GUGAR, propiedad del actual líder de esa cámara empresarial.

¿De qué se trata, qué pasó? ¿Por qué los dueños de la jauría soltaron a la Sosa Nostra contra Carlos Guzmán Gardeazabal, estrechamente vinculado al Gobernador Alejandro Murat Hinojosa?

¿Acaso será porque el actual líder de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (CANACINTRA) se reunió y apoyó al candidato de Morena a Gobernador, Salomón Jara Cruz?

Es público que el Director General de GUGAR no fue el único empresario que se reunió y apoyó a Salomón Jara. También lo hicieron Raúl Ruiz, Pepe Escobar, Ray Chagoya, Chava Flores y Titi.

¿Si de venganzas políticas se trata, qué empresarios oaxaqueños aparecen inscritos en la “lista negra” a los que pasarán la factura por reunirse y apoyar al candidato de Morena, Salomón Jara?

La ejecución de Adalberto Castillo y la invasión de la empresa GUGAR deben alertar a los empresarios oaxaqueños y obligarles a cerrar filas y pedir apoyo de sus dirigentes nacionales.

Como ocurre con todos los seres humanos, seguramente ni Adalberto, que en paz descanse, ni Carlos, son moneditas de oro, pero sería un grave error no apoyarles para exigir justicia.

Ni local ni nacionalmente ninguna cámara ni organismo empresarial ha formulado algún pronunciamiento y/o posicionamiento pese al riesgo de invasión y expropiación de empresas.

¿Por qué el silencio cómplice de los dirigentes nacionales de CANACINTRA, de la COPARMEX y de la CONCANACO? Todos deben poner sus barbas a remojar, después ellos serán las víctimas.

Ahora, usan como pretexto falaz la supuesta sobreexplotación de los mantos freáticos de San Bartolo Coyotepec por la empresa embotelladora de la familia Guzmán Gardeazabal (GUGAR).

Sin presentar los estudios de impacto ambiental que demuestren la supuesta sobreexplotación de los mantos freáticos de San Bartolo Coyotepec mienten a sus habitantes para manipularles.

A sabiendas que hay un litigio en los tribunales que no ha sido resuelto, en forma artera usan a los habitantes de San Bartolo Coyotepec para bloquear el acceso a la empresa embotelladora GUGAR.

El objetivo de la perversa maniobra es presionar y chantajean a la Fiscalía General de la República porque está pendiente la entrega del avalúo solicitado a esa representación social nacional.

Jurídicamente, la empresa GUGAR tiene ganada la batalla legal, ya que en ningún momento ha sido requerida por la autoridad municipal, de bienes comunales o ejidal de San Bartolo Coyotepec.

Indudablemente, no se trata de un litigio jurídico y menos legal, sino de utilizar a los habitantes de San Bartolo Coyotepec contra GUGAR para consumar una venganza política contra Murat y Jara.

Es resultado de la desesperación de Flavio y Horacio Sosa al saberse excluidos del reacomodo de los actores y fuerzas políticas, después del controvertido triunfo del ingeniero Salomón Jara Cruz.

No hay que olvidar que por consigna, al igual que en el prefabricado conflicto político de 2006, la tribu de la Sosa Nostra jugó las contras a Salomón como precandidato a Gobernador del Estado.

Junto con algunos funcionarios del Gobierno de Alejandro Murat Flavio y Horacio Sosa apoyaron a la senadora Susana Harp Iturribarría en busca de la candidatura a la Gobernación de Oaxaca.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Entradas relacionadas